Ray Manzarek: fallece la psicodelia de The Doors

Año 1965. Ray Manzarek se hallaba en una playa de California con su amigo Jim Morrison. Hablaban sobre el futuro, sobre el arte, sobre la vida. Morrison le cantó, por primera vez, a cappella y sin demasiado convencimiento, Moonlight Drive. “Nademos hacia la luna, escalemos hacia el mar. Adentrémonos en el crepúsculo que la ciudad duerme hasta esconderse”, susurró con voz única, con los ojos cerrados. Manzarek vio a través de esa canción, vio el futuro. Supo que The Doors empezaba allí.
laterales Villarreal