Roberto confía en que la grada apoye y anime durante todo el partido