Un once de memoria

Los jugadores bajan al campo de entrenamiento de Mottram como una letanía verde que esquiva un bolazo de quienes salen en el hoyo diez. Caminan por parejas, tríos o de manera individual. Sortean un poco de barro y aparecen para calzarse las botas de trabajo. Steinhöfer las trae siempre en una bolsita especial, unos se apuran más, otros lo hacen más rápido. Charlan amistosamente. Bromean alrededor del banquillo portátil. Hay risas, se recuerdan anécdotas, se comenta lo que sale en la prensa... Los técnicos están siempre unos minutos antes, justo después de preparar la sesión en uno de los salones del hotel, que hoy despide el grupo para marcharse a Londres con parada en la ciudad deportiva del Manchester United. Nada más ir llegando los jugadores a este corrillo en el que se preparan para la batalla diaria, Mel reparte los petos de color naranja. Los afortunados que reciben la prenda pueden presumir de ser “titulares”. A estas alturas de la pretemporada ya va diciendo algo. Quedan dos semanas para el estreno liguero. Y son siempre los mismos, apenas hay cambios. Ya hay un once de memoria.

¿Quieres compartir la noticia?
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Ultimas noticias en Elgodigital
Miriam frena en seco en First Dates al salido de Alberto
Oferta inesperada a Pau Gasol le pone en contra de los Ángeles Lakers
Stranger Things: 8 fichajes increíbles para la temporada 4