La falta de gol una preocupación extrema para Simeone y su equipo

El Atlético de Madrid y más concretamente su entrenador empiezan a ser cuestionados por la falta de ambición del equipo en determinados encuentros de la temporada. El ejemplo más claro lo encontramos en el derbi del pasado sábado, donde los de Simeone no dispararon ni una sola vez entre los tres palos y tuvieron a Courtois como mero espectador.

Pero la realidad va más allá, y es que más que la falta de ambición lo que le faltó al Atlético de Madrid para hacer daño a su rival fue juego. El equipo no estuvo nada bien del centro del campo para arriba y tan solo Thomas Partey tuvo clarividencia para encontrar a sus compañeros en posiciones que pudieron hacer cierto daño al Real Madrid.

Simeone Atlético

Por esa razón Simeone tiene pensado darle una vuelta a la alineación titular, ya no en nombres, sino más bien en cómo se colocan sobre el terreno de juego. El 4-4-2 que lleva tanto tiempo implantado en el equipo está obsoleto y los rivales parecen haberle tomado la medida, sobre todo tapando a un Joao Felix que no encuentra su mejor juego.

En este sentido la formación con la que Simeone pretende sorprender a sus rivales es la de un 3-4-3, dando mucho protagonismo a los jugadores de banda y dejando el centro del campo para dos futbolistas muy físicos como Thomas y Herrera. Arriba llegaría la traca final con tres atacantes con gol y con el claro objetivo de recuperar el gol perdido.