El FC Barcelona estudia traicionar a Griezmann y al Atlético

El fichaje de Griezmann por el FC Barcelona todavía podría dar un giro de 180 grados que dejaría hundido al Atlético

La situación de Antoine Griezmann es algo bastante complejo de entender en el contexto del fútbol actual. El francés decidió anunciar que se marchaba del Atlético de Madrid al finalizar la temporada 2018-2019, algo que ya ha ocurrido. Sin embargo, no se anunció su destino, seguramente porque hasta el 1 de julio, su cláusula no bajaría de 200 a 120 millones.

Pues bien. Estamos a 2 de julio, el francés sigue teniendo contrato con el Atlético y una cláusula de 120 millones de euros que de momento nadie ha pagado. Se ha insistido mucho con la marcha del delantero francés al FC Barcelona pero la realidad dice que a día de hoy sigue siendo jugador del Atlético.

Griezmann

Se dan varias circunstancias que hacen que el Atlético y el propio jugador estén aterrorizados. El Atlético, porque tiene ya apalabrado el fichaje de Joao Felix por 126 millones, algo que no podría pagarse sin ingresar los 120 kilos por Griezmann. El miedo de Griezmann va en el interés creciente del FC Barcelona por Neymar y en la posibilidad de recibir venganza.

Vendetta azulgrana un año después

El principal temor de Antoine Griezmann es recibir de su propia medicina. Es cierto que el acuerdo entre en jugador francés y el FC Barcelona está cerrado desde el pasado mes de marzo. Y que el Atlético tiene en conocimiento la intención del FC Barcelona en hacerse con el jugador francés.

Pero también es cierto que la pasada temporada también estaba sellado dicho acuerdo. Sin embargo, en aquel entonces, Antoine Griezmann decidió retractarse y anunció a bombo y platillo, con aquel documental, su decisión de permanecer en el Atlético de Madrid. El interés del Barcelona sigue vigente, sin embargo, ahora se dan otro tipo de condiciones.

Griezmann

El Atlético tiene prisa, mucha. El FC Barcelona, en cambio, ninguna. Mientras los rojiblancos necesitan anunciar cuanto antes el fichaje de Joao Felix, los azulgrana buscan fórmulas para ganar tiempo y poder gestionar el fichaje de Neymar en paralelo con el del Griezmann. Esto podría derivar en algo histórico el próximo jueves.

Griezmann podría verse obligado a quedarse

Siguiendo las normas de conducta normales de cualquier equipo, un jugador con contrato está obligado a acudir a su puesto de trabajo. Esto podría deparar que el próximo jueves 4 de julio, fecha en que echa a rodar la pretemporada del Atlético de Madrid, Antoine Griezmann se viese obligado a presentarse a los entrenamientos.

Si antes no remedia nadie el traspaso al FC Barcelona, desde luego que el francés debería acudir a la cita o se expondría a una multa. El conjunto azulgrana no tiene la misma prisa, ya que hasta el próximo 14 de julio no está prevista la vuelta al trabajo. El club se ha marcado esa fecha límite para intentar llegar a un acuerdo en el pago fraccionado.

El Atlético quiere la cláusula, que se efectúa de una sola vez. El FC Barcelona quiere pagar más, mediante traspaso, pero que se fraccione. Todo para gozar con la liquidez necesaria para afrontar la inversión que se cierne con la operación retorno de Neymar al Camp Nou. En cualquier caso, todavía quedan capítulos de esta apasionante historia.

© Copyright 2019 GOL digital ·