Manzano: “La única batalla que se pierde es la que se abandona”