Bas Dost, espiado en directo