La gran responsabilidad que tienen las tres estrellas del Atlético de Madrid

David Villa, jugador del Atlético de Madrid. Foto: Agencias

Este Sábado se disputa la final con más morbo de la historia del fútbol. Atlético de Madrid y Real Madrid se verán las caras en Lisboa para dar luz a un encuentro que promete y mucho. Muchas son las dudas que se están generando en torno a los dos conjuntos. La duda más grande la tiene Diego Pablo Simeone y el Atlético de Madrid. Con Arda Turan recuperado y teniendo el OK para estar sobre el tapete luso, la incertidumbre se centra en un jugador: Diego Costa. El ariete hispano-brasileño tuvo que viajar a principios de esta semana de urgencia a Rumanía para tratarse con placenta de caballo y que la pierna estuviera lo mejor posible, e incluso arriesgar y estar entre los once guerreros colchoneros el próximo fin de semana.

Varias son las alternativas que tiene el preparador argentino de cara a la próxima y última jornada de Champions League en el caso de la baja de Costa. Se barajará la titularidad entre David Villa, Adrián y Raúl García. El dibujo táctico posiblemente no lo tocará y jugará con dos delanteros en Portugal. Uno de ellos apunta a que sea Villa por ser el más puro de los tres, pero Raúl García podría dar la sorpresa y estar como ariete gracias a los goles que ha aportado (cuatro goles en total) que no son pocos y tener un centro del campo destructor, con un doble pivote con Tiago y Mario Suárez. Los tres llegan en una gran forma. Últimamente el Cholo ha ido apostando mucho por Villa, y ha dado mucha guerra en la delantera sin defraudar a nadie gracias a sus buenas actuaciones.

En el caso del otro delantero asturiano como es Adrián, no ha tenido las oportunidades esperadas en las últimas jornadas. Ha preferido tener los goles asegurados y como revulsivo al de Teverga. A pesar de no haber enseñado su mejor cara, ha sido para el técnico rojiblanco un suplente de garantías que ha aportado muchas cosas en la zona atacante. En cambio quien sí que llega bien es Raúl García. En las últimas tres jornadas ha disputado dos partidos, y de los dos ha ganado uno y el más importante de todos. Es un seguro de vida en la medular que más de una vez se lo ha agradecido el argentino. Tanto la medular como la delantera estará blindada si Diego Costa no pudiera estar. Garra y corazón van unidos de la mano en el Atlético de Madrid. Será una de las finales más bonitas de los últimos años.

Almada Atlético