Los recortes liquidan el Euskaltel Euskadi

El Euskaltel Euskadi de ciclismo, el grupo más antiguo de cuantos compiten en la élite, desaparecerá el 31 de diciembre de 2013. Así se lo ha explicado a la plantilla la sociedad que sustenta al equipo, Basque Cycling Pro Team. Es otra de las consecuencias de la crisis.

En un comunicado emitido este martes, 20 de agosto, la asociación ciclista expresó que “no podrá continuar en 2014 ante la falta de un segundo patrocinador”. El Euskaltel se mueve con un presupuesto aproximado de nueve millones de euros.

Doble o nada

La compañía telefónica, principal espónsor del equipo desde 1997, paga siete millones de euros esta temporada –el doble de lo habitual—. El esfuerzo se ha hecho de modo excepcional para cubrir la parte del presupuesto que han dejado de aportar las instituciones públicas. Pero la fórmula es insostenible otro año y este lo cerrarán con déficit de unos cuatro millones.

Euskaltel ha contribuido con un total 45 millones de euros en las últimas dos décadas. El grupo cuenta con más de 20 patrocinadores, pero sólo Orbea y Biocecar aportan cantidades importantes (entre un millón y medio y dos millones).

Indemnización

“Hoy es un día triste para Euskaltel, para el equipo, para los patrocinadores actuales, para la afición y para todos los que han apoyado este proyecto”, prosigue la nota oficial. Los responsables han trabajado “activamente” durante los últimos meses sin éxito. Comienza el “cierre ordenado y responsable”.

El Euskaltel, del mismo modo, deberá rescindir el contrato que mantiene con 14 corredores más allá de 2014 e indemnizarles. Entre los ciclistas se encuentran: Samuel Sánchez, Igor Anton, Mikel Nieve, Jon Izagirre y Egoi Sánchez.

El Movistar Team, que tiene un presupuesto algo superior (10 millones), se queda como el único representante español en el World Tour.

Eric García