Roura: “No tenemos que perder la cabeza”