El próximo caso Lenglet entre FC Barcelona y Sevilla se va a 75 millones

El FC Barcelona dispuesto a volver a pescar en su víctima favorita

Si hay un equipo que ha sufrido los ataques del FC Barcelona en los últimos años en lo que se refiere al mercado ese es el Sevilla FC. Desde Dani Alves hasta Clément Lenglet y pasando por otros tantos como Ivan Rakitic o Seydou Keita. La fórmula funciona y por eso desde el blaugrana tienen pensado seguir haciendo negocios con Monchi y todo su equipo.

En este caso en el FC Barcelona preocupa y mucho la falta de alternativas en la posición de central. Piqué y Lenglet lo están jugando todo porque Valverde no confía en Todibo y Umtiti no termina de recuperarse de sus problemas físicos. Se escapó De Ligt y ahora el club ve necesario acudir al mercado en busca de una alternativa.

Lenglet Barcelona

Así, un nombre que ya está sobre la mesa es el de Diego Carlos, que se está convirtiendo en una de las grandes revelaciones de este inicio de temporada en la liga española. El central brasileño llegó este último verano al Sevilla FC procedente del Nantes y a cambio de 15 millones de euros, un precio que ya se le ha quedado corto debido al gran nivel mostrado hasta ahora.

En muchos de los casos que hemos mencionado anteriormente el FC Barcelona se vio obligado a abonar la cláusula de rescisión del futbolista, y en esta ocasión parece que si quiere hacerse con los servicios de Diego Carlos también deberá ser así. Porque Monchi sabía del potencial del zaguero y le firmó un contrato largo, más concretamente hasta 2024.

Y por si fuera poco la cláusula de salida que se incluyó en el acuerdo fue de 75 millones de euros, lo que sin duda convertiría a Diego Carlos en la venta más cara de la historia del Sevilla FC. De momento el jugador va a seguir creciendo a las órdenes de Julen Lopetegui, pero la amenaza del FC Barcelona ya está ahí.

El fiasco de Koundé

Diego Carlos Barcelona

El Sevilla FC apostó por el regreso a los valores que le llevaron al éxito. Volvió a casa Monchi y la revolución ha sido total. Ventas de Sarabia, Ben Yedder, Promes, Muriel y Wöber. No se renovó a Mercado. Y se ha buscado acomodo a Kjaer, Roque Mesa, Sergio Rico, Aleix Vidal, Carlos Fernández, Gonalons, Amadou, Arana, Corchia o Gnagnon.

El elegido por Monchi fue Julen Lopetegui y de su mano han venido hombres de la talla de Oliver Torres, Chicharito, Koundé, Rony Lopes, Luuk De Jong, Ocampos, Reguilón, Joan Jordán, Fernando, Diego Carlos… Muchos, muchísimos fichajes, que han ensamblado a la perfección y conforman un plantel de plenas garantías.

Pero Monchi ya se sabe que tiene un orgullo que no le cabe en el pecho y que no se casa con nadie. Ahí se entiende el ostracismo a un Munas Dabbur que fue el último fichaje de su antecesor en el cargo. Ahora, cuando las cosas iban genial, la derrota ante el Real Madrid ha abierto la primera herida seria en esta nueva etapa del Sevilla FC.

Esta circunstancia, unida a la suplencia de un Koundé que era la revelación de la Ligue 1 y que también costó la friolera de 25 millones, tiene mosca a Monchi. Comienza a dudar de si ha sido buena idea confiar su proyecto a Lopetegui. La primera gran crisis en el Sevilla FC es un hecho y solo el tiempo dará la razón a uno u otro.

Coutinho Dortmund