Víctor Álvarez volverá a jugar en el plazo de cuatro a cinco meses tras su operación de corazón