Xavi acepta su rol

Xavi en el banquillo de España antes de renunciar a la selección. Foto: Agencia
Xavi en el banquillo de España antes de renunciar a la selección. Foto: Agencia

Fue un verano turbulento de idas y venidas. Xavi Hernández se despidió de la selección española desde la derrota del banquillo, sin superar la fase de grupos, abandonando la selección española sin un último pase sin expresar su identidad. Se despidió con las botas listas para hacer correr el balón pero lo único que hizo correr es el tiempo en el banquillo de los suplentes. Las derrotas en el campo iban acompañados de los rumores de que le situaban fuera del Barça, en lugares exóticos como Catar o modernos como Nueva York, al final solo fueron rumores pero pudieron llegar a ser su adíos.

En su rueda de prensa de presentación como nuevo entrenador del club, Luis Enrique mostró su interés en seguir contando con Xavi. Lo hizo hablando antes de un nuevo rol para el 6 del Barça y de una conversación pendiente entre ellos, dónde zanjar el asunto. Pasaban los días de mundial y entre derrotas españolas salían los posibles destinos de Xavi, destinos atractivos económicamente pero poco enriquecedores futbolísticamente. Parecía el final del mismo hombre que ponía la pausa en el partido para diluirla con un suave y preciso pase al compañero ya que coincidían los finales, el último partido de España en el mundial lo visionó desde la silla de Vicente del Bosque al igual que el último partido del Barça en liga contra el que resultaría campeón de liga. Del Bosque y el ‘Tata’ Martino coincidieron en prescindir del hombre que había dirigido el equipo desde el medio centro. Xavi que se veía capacitado para continuar jugando quería huir de aquel ostracismo pero solo renunció a la selección, permaneció en el Barça después de mantener una conversación con Luis Enrique donde este le hizo ver el ‘ostracismo’ de la temporada pasada como una nueva etapa en su carrera, como un nuevo desafío. Algo debió suceder para que no cerrara el circulo en su club, algo que le hace decir “Tengo la misma sensación que con Guardiola en 2008. Vienen años buenos. Es un ganador, un líder nato”, aseguró.” al ser entrevistado en el programa ‘Espacio Reservado’ de Canal +. Y es que difiere mucho su opinión respecto a sus entrenadores ya al ser preguntado sobre la selección respondió “Fue una decepción no jugar contra Chile. El seleccionador me pidió que me quedara dos años más tras la Eurocopa de 2012 y no jugar después de Holanda fue una decepción. Irme así de la selección…”. Parece que Luis Enrique tiene un discurso que seduce, ya que ha hecho de Xavi un suplente de lujo y lo corroboran sus declaraciones “A Xavi lo veo muy bien, está siendo de gran ayuda”.

                                                     Pablo Rubio

Eric García