El argentino baja el pulgar a Emerson Royal, jugador del Betis, que tenía pinta de vestirse de culé a mitad de año

FC Barcelona ha pasado todo tipo de problemas este comienzo de temporada, lesiones, malas actuaciones individuales y hasta el rechazo a su entrenador son la fiel muestra de ello. Pero hasta ahora nada despierta más polémica que la falta de entereza por parte de la directiva para afrontar el mercado, situación que dejó demasiado cabreado a Messi.

El capitán ha exigido un fichaje para este mismo invierno, y no es otro que un lateral derecho. Se le ha visto muy molesto con las pifias de Nélson Semedo, el portugués no le da ni pizca de confianza y sus razones se han podido certificar. Además, con Sergi Roberto de regreso al medio campo se ha quedado sin alternantes, y Moussa Wagué, está aún demasiado verde como para asumir el reto.

Messi

De inmediato, Bartomeu encendió las alarmas y se ha centrado en un jugador con el que compartió uno de los fichajes más extraños hasta ahora. Se trata de Emerson Royal, titular con el Betis de Rubí. Por Royal tienen una cláusula por 12 millones que lo llevaría de manera directa a convertirse en blaugrana. No obstante, Messi ha sido tajante, ha dicho que no y si no le quieren ver más molesto será mejor hacer caso.

Royal no llena la retina de la Pulga, en su lugar prefiere un jugador consolidado

Parte de tranquilidad para la gente en Sevilla. A Emerson lo tienen en un sitial bastante cómodo, ya que gracias a su talento y enorme zancada, le ha sacado el puesto a un experimentado y bien valorado hasta entonces, Antonio Barragán. Messi por su parte ha exigido experiencia y potencial continental, por eso sus pedidos se reducen a dos: Joshua Kimmich o Trent Alexander-Arnold.

Aunque bien dicho sea de paso, sacarlos de sus clubes es un verdadero reto, y no solo por lo económico, porque los valen, el tema es que existe gran expectativa con ellos a largo plazo para llevar a cabo sus proyectos deportivos. Kimmich es titular indiscutible del Bayern Múnich, lo puede hacer tanto de lateral como de medio centro y eso es algo que también llama la atención en su selección absoluta. Con el inglés del Liverpool pasa igual, es el hombre de confianza de Klopp y por menos de 100 kilos nadie se lo llevará.

Emerson Royal

A Emerson Royal le tocará esperar un tiempo más, y es apenas lógico, Messi le ha pedido a sus jefes que tengan paciencia con el joven de 20 años, quien deberá ganarse en el campo el mérito a ser llamado al FC Barcelona. Pero la tarea la está cumpliendo, y nada sería de extrañarse que a futuro cercano termine cumpliendo su sueño.