¿La defensa de París?