Polémica con la UEFA por el reparto de entradas en la final de la Europa League

PNueva polémica protagonizada por la UEFA, esta vez en la final de la Europa League. El Estadio Nacional de Varsovia fue totalmente remodelado para ser una de las sedes de la Euro 2012, estadio que albergará la final entre Dnipro y Sevilla. Fue entonces cuando se aumentó su capacidad, llegando a las 58.000 localidades. Entienden los sevillistas que, al menos, dos tercios de las entradas deberían ir destinadas al aficionado. Un hecho, que no será así.

Adam Giersz, ministro polaco del deporte, muestra a Michel Platini, Presidente de la UEFA, el estadio durante su construcción / ©Cyfrasport

Adam Giersz, ministro polaco del deporte, muestra a Michel Platini, Presidente de la UEFA, el estadio durante su construcción / ©Cyfrasport

Y es que hoy, se ha hecho público el reparto de las entradas que serán repartidas entre aficionados y compromisos, donde, por supuesto, el perjudicado es el aficionado. De las 58.000 localidades del estadio, por el momento tan solo 15.000 han sido destinadas a los clubes. Cantidad que se espera ampliar hasta 20.000. Cabe aclarar que esa cantidad no irá íntegramente destinada a los aficionados, ya que un 25% queda bloqueada para los compromisos del club. Las matemáticas son claras: al menos 38.000 entradas irán destinadas a los compromisos de la UEFA. En consecuencia, volveremos a ver un estadio lejos del lleno, como vimos el Juventus Stadium la pasada campaña.

Cristiano Ronaldo