Valverde cuida a Ansu Fati como si fuera Messi

La razón poderosa por la cual Ernesto Valverde ha prohibido la filtración de imágenes en los entrenamientos del FC Barcelona

Para hablar de proyección sublime es necesario hablar de Ansu Fati. El juvenil, ahora con pasaporte español, se ha adaptado a las mil maravillas al esquematizado plan de trabajo del Txingurri, llegando a sorprender a propios y extraños por esa singular manera de jugar. Ágil, veloz, picante, con gol, etc, son todos condimentos que le imprime esta joya emergente a lo que ya se había acostumbrado a delegar a Leo Messi únicamente.

Ahora, y entendiendo que aún le falta mucho por madurar, cosas por aprender, y destrezas que tomar de sus compañeros, los más grandes, su entrenador ha ideado una estrategia singular pero bastante entendible. Valverde ha prohibido a todo periodista, grabar o tomar capturas de las prácticas donde Ansu Fati hace parte.

Ernesto Valverde

Los motivos son muy simples, a menudo el talento de Fati se extra limita y termina dejando en vergüenza a sus propios compañeros en el campo. Si bien Fati ya acarrea con la presión de ser considerado la frutilla del postre, es necesario cuidarle del ojo crítico que sin dudas empezaría a exigirle más tanto a él como a su entrenador. Una forma sutil de blindarlo para mantenerlo focalizado y activo mientras se pueda.

Ansu Fati, un crack dentro y fuera del verde

Todo esto apunta al manto habitual del grupo con alguien tan joven, apenas 16 años. Lo normal sería dejarle ser, que se gane las oportunidades por mérito y no por presiones odiosas de un sector de la prensa. Además, si algo habría que rescatarle a Fati, según un afamado foto reportero, es que su comportamiento es de admirar. Humilde, sencillo y muy tradicional, el secreto del éxito que a otros como a Messi tan lejos les ha llevado.

Hasta hace poco vivía en un piso cerca a la ciudad deportiva, maneja las presiones de los medios con mucha seguridad, y es un confeso amante de los macarrones a la boloñesa. Ni el dinero le ha podido cambiar, sigue visitando el Casino de Sant Feliu con frecuencia, por no decir que todos los días para ordenar lo mismo, sus macarrones con pescado tal vez. Un fenómeno.

Ansu Fati

No es para nada un acto alejado de las metas trasadas, Ansu Fati ha sido un confeso fanático culé de toda la vida. De pequeño era su sueño y ahora que lo vive lo siente con gran orgullo. Junto a su hermano han jugado en el club, aunque con presentes diferentes y expectativas opuestas. Lo cierto es que el trabajo rinde sus frutos, y más allá que la fama le ha tocado su puerta, si algo se le valora a este chico es su capacidad para mantener los pies en el suelo.

¿Quieres compartir la noticia?
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Ultimas noticias en Elgodigital
Súper teléfono Realme con tecnología punta 5G 800 euros más barato que el iPhone
Aparece gallito en el FC Barcelona para boicotear el plan de Laporta
Eva desarmada en Servir y proteger ante presión insufrible de Quintero