El Barça, sinónimo de cantera y estabilidad