El Sevilla FC decidido a cerrar el regreso de un canterano convertido en estrella

Hasta el momento Jules Koundé tiene el honor de ser el fichaje más caro de la historia del Sevilla FC. El conjunto hispalense abonó 25 millones de euros este último verano por el central galo que ya empieza a confirmar por qué se pagaron. Sin embargo este honor puede durarle bien poco, ya que se prepara una oferta superior por otro futbolista.

En este caso hablamos de Luis Alberto, al que el Sevilla FC lleva meses siguiendo. Tiene una cláusula de rescisión de 30 millones de euros, una cifra que en verano el club andaluz se negó a abonar pero que ahora ya se plantea pagar, lo que colocaría al mediapunta español en lo más alto de la lista de fichajes más caros.

Luis Alberto Sevilla

El otro bombazo es Rakitic

En el FC Barcelona tratan de analizar la actitud de Ivan Rakitic. En un club acostumbrado a que haya gallitos en el vestuario, a que los que no juegan alcen la voz en señal de protesta. Rakitic no es de esos. El croata sigue siendo amable con sus compañeros, acudiendo con la misma ilusión a entrenar y dejándose el alma si tiene 5 minutos en un partido.

Se empieza a sospechar que se trata de una estrategia del propio Rakitic para lograr su salida sin encontrarse demasiadas trabas. Un falso semblante que no esconde su profundo malestar con un FC Barcelona que ha hecho las cosas muy mal con uno de los jugadores más importantes de los últimos años en el conjunto azulgrana.

Luis Alberto Sevilla

Al ritmo que va el mercado, es evidente que Iván Rakitic se ha devaluado por completo en los últimos meses. Porque a pesar de su actitud educada y respetable, nadie obvia que Valverde ya no cuenta con Rakitic ni como primera ni como segunda opción. Está por detrás de Arthur, de Frenkie De Jong e incluso de Arturo Vidal.

Y eso, con los precios que se manejan hoy en día, hace que se reduzca mucho la cuantía de su fichaje. Un Rakitic que quiere volver al Sevilla FC, pero que sabe que para eso tiene que salir a un precio muy limitado o e incluso con la carta de libertad bajo el brazo. Y en esas está el croata, dejando al FC Barcelona totalmente vendido. El Sevilla ya se ha posicionado para apretar las tuercas.