El conjunto rojillo tiene estudiada la vía de financiación de su próximo gran fichaje

Osasuna atraviesa por uno de sus mejores momentos en los últimos años. El Sadar es un fortín inexpugnable y los de Arrasate marchan a mitad de tabla con siete puntos de colchón sobre la zona de descenso. Por ello sueñan con el fichaje de Raúl García. Dinero ya tienen, pues venderán a una pieza cotizada, por lo que todo queda a expensas del Athletic.

Porque en el Athletic están muy pendientes del fichaje de Javi Martínez. Se trata de una operación que ilusiona mucho a Garitano y que se están tomando muy en serio tanto Aitor Elizegi como Rafa Alkorta. De hecho, se espera que este mes de enero se haga llegar al Bayern una primera oferta de 10 millones de euros.

Raúl García

En Osasuna se cree firmemente que ha llegado el momento de traer de vuelta a Raúl García. Nacido en Pamplona, formado en Tajonar y con una gran trayectoria en Primera División, el centrocampista cumplirá 34 años el próximo verano. Y nunca ha ocultado su deseo de regresar al club de su corazón y ayudar a Osasuna a crecer.

Raúl García tiene contrato con el Athletic hasta junio del 2021, es decir, el próximo verano, si no se produce antes su renovación, que de momento no parece, sería el último en el que el Athletic podrá sacar rendimiento económico a su salida. Para financiarlo, aprovechará Osasuna el momento del Chimy Ávila.